Observatorio

El poder de Mafalda

Han pasado más de cincuenta años desde la primera publicación de Mafalda y aún sigue vigente en el corazón de jóvenes y adultos. ¡Conoce más de ella!

Feminismo  

Por: Moe Takahashi / alumna V ciclo académico 2021-1 

Mafalda representa de muchas maneras un idealismo utópico, dentro de su visión, aspira romper con los estereotipos; pero sobre todo aquellos que limitan el rol de la mujer dentro del hogar y en la sociedad en general. En ese sentido, su creador, Quino, intentó reivindicar a la mujer y de alguna manera darle una voz a todas. 

Eminentemente, la crítica irreverente del personaje animado busca un mundo mejor, lo que implica igualdad de géneros. De manera repetida podemos notar a través de sus dichos y acciones su fuerte conviccion respecto al tema de la igualdad, lo cual evidencia una perspectiva feminista de ver la vida. 

Su perspectiva la lleva a cuestionar a su madre (a manera de reproche) sobre el hecho de haber dejado su carrera profesional como pianista para dedicarse netamente a las tareas domésticas. “La vida no se resume en ser mujer de hogar”. 

Dentro de la tira humorística, el personaje más contrastante en pensamiento y actitud con Mafalda, es su mejor amiga Susanita antes de la llegada de Libertad, pues representa el pensamiento antiguo y estructurado de lo que debería hacer y ser una mujer. Se trata de una esteta en todo el sentido de la palabra pues disfruta tomar el té acompañado del chisme, aspira a tener muchos lindos vestidos, una familia ejemplar y dedicarle su tiempo completo.  

Susanita es quien, indirectamente, motiva el pensamiento crítico de Mafalda respecto al patrón del comportamiento establecido. Por ejemplo, en lo que refiere a los roles de la mujer, Libertad por el contrario llegó para que Mafalda se cuestione sus propias posturas, sobre qué tan idealista o realista son sus creencias.  

Gracias a Libertad, Mafalda amplía sus perspectivas y entra en una etapa de madurez. Ve la realidad sin tanto idealismo y aprende de ella, mientras sigue haciéndole frente al machismo con ingenio, ahora ya no con tanta ingenuidad, pero sí bastante humor. Se ve un cambio considerable en la variedad de temas que se tratan como la hipersexualización masculina y el patriarcado.  

A %d blogueros les gusta esto: